11 de agosto de 2009

Desmentida Campaña contra Japdeva.

La campaña que realiza el Gobierno de la República a favor de la concesión de los puertos de Limón, es desmentida por SINTRAJAP, que se opone a la privatización porque JAPDEVA no recibe dinero de impuestos y más bien genera recursos que invierte en la comunidad.

Según manifestó José Luis Castillo, Secretario de Finanzas del Sindicato de Trabajadores de JAPDEVA, en el Programa de radio “SEC JUNTO AL PUEBLO”, el Gobierno miente al país al decir que JAPDEVA es ineficiente. “De acuerdo con el ranking mundial el Puerto de Moín ocupa el puesto once de América Latina y el 125 del mundo. La razón de fondo es que quieren favorecer a un sector nacional pequeño y a un grupito de concesionarios. Es un negocio rentable y jugoso”.

Al referirse a la afirmación de que SINTRAJAP se niega a llamar a una Asamblea abierta para que se apruebe la concesión, Leroy Pérez, Secretario de Relaciones Públicas, dijo que el grupo de trabajadores que se autodemonina mediador, fue montado por el Gobierno y que las hojas que pasaron para recoger firmas para convocar, tienen evidentes anomalías, “aparecen doble firmas y funcionarios no afiliados. Por ello plantearemos una demanda ante los tribunales”.

Hizo énfasis en que “no existe ningún grupo mediador entre el Sindicato y el Gobierno para convocar y aprobar la concesión y en caso de que lo necesitáramos, podríamos sugerir que sea la Iglesia o connotados sindicalistas. El único autorizado para negociar colectivamente es SINTRAJAP”.

Leroy Pérez, calificó de aberrante la intromisión del presidente Arias en el Sindicato, lo que va contra la Constitución Política, los convenios de la OIT y el Código de Trabajo. “Con ello lo que logra el premio nobel de la paz es incitar a la violencia contra el Sindicato”, afirmó.

Hizo alusión al caso de los Puertos de Caldera en Puntarenas, donde a más de 3 años de la concesión, no se ha cumplido ni siquiera con la mitad de la carta de intensiones del Gobierno, mucho menos con las promesas. “Hoy lo que reina es el hambre, el desempleo y la frustración”, agregó.

“Los trabajadores de JAPDEVA vivimos un terrorismo psicológico y laboral sin precedentes. El gobierno ofrece $137 millones adicionales a la cesantía para que los trabajadores acepten concesionar el puerto, cuando con $80 millones de dólares se modernizaría.


El 9 de octubre 2009, se realizará la Asamblea de SINTRAJAP, para que por quinta vez se toque el tema de la concesión y enterrar así esta intensión del Gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada